Ejercicio práctico para tomar decisiones

¿Qué es un DAFO?

Es una metodología que nos ayuda a focalizar. Como hemos comentado en artículos anteriores es muy útil para tomar decisiones, para motivarnos y para conocernos mejor a nosotros mismos.

Comenzamos para entender qué significa cada una de las letras que componen la palabra DAFO:

  • La “D” de Debilidades. Son tus puntos débiles. Son aspectos que te limitan o reducen tu capacidad para hacer algo. Una vez los detectar tienes que buscar una acción para hacerles frente y que pasen a ser tus fortalezas.
  • La “F” de Fortalezas. Son tus puntos fuertes. Son capacidades, aptitudes, recursos, que tienes. Al detectarlas puedes hacer acciones para convertirlas en oportunidades para ti.
  • La “A” de Amenazas. En este caso es la fuerza externa, lo que hace tu entorno para impedir o intentar reducir la efectividad de lo que te propones.  El objetivo es detectar las amenazas y encontrar una solución que las minimice.
  • La “O” de Oportunidades. En este caso es todo aquello externo que te puede suponer un beneficio o ventaja para ti, de esta forma puedas mejorar y llegar a tus metas.

¿Por dónde empiezo?

Una vez tienes claras las definiciones, puedes coger un papel y hacer una cuadrícula como en la imagen que ves a continuación:

 dafo-01

Empezaremos por describir sobre papel la situación actual dónde nos encontramos. Identificando nuestras capacidades, nuestras limitaciones, dónde queremos llegar, que nos impide llegar etc.

Una vez tengamos clara la situación actual, continuaremos con el análisis interno: consiste en detectar nuestras fortalezas y debilidades.

Preguntas que nos pueden ayudar a rellenar la casilla de debilidades:

¿Qué tengo que mejorar?

¿Qué es lo que me impide a llegar a mis objetivos?

¿Tengo suficiente rodaje para llegar a la meta?

Preguntas que nos pueden ayudar hacer la lista en la casilla de fortalezas:

¿Qué es lo mejor que se hacer?

¿Qué actividad o trabajo me apasiona?

¿Qué hago mejor que los demás?

Es importante que la lista de cada casilla sea de mínimo 5 conceptos, máximo 10. Una vez tengamos las listas enumeramos para cada ítem ¿Cómo es de importante para mí?

Por ejemplo pondremos un 1 si, aunque sea una debilidad mía, encuentro que no es la más prioritaria para pasar a la acción. Ese proceso lo haremos con todos los conceptos. Marcar como prioridad de 1 a 5.

dafo-deb-01

Continuamos ahora con los factores externos. A continuación algunas preguntas para ayudarnos hacer los listados de las dos casillas que nos faltan.

Las amenazas:

¿Qué aspectos externo no me deja llegar a mis metas?

¿Qué problemas externos me encuentro en el camino?

Las oportunidades:

¿Qué recursos tengo que me puedan ayudar a conseguir el objetivo?

¿Puedo aprovechar algo externo para conseguir llegar a la meta?

Una vez tengamos el listado hacemos el mismo proceso que la vez anterior y enumeramos según la prioridad cada ítem de 1 a 5.

Ara ya tenemos una visión global y general. Hemos detectado los puntos fuertes y débiles nuestros, ahora tenemos que pasar a la acción.

Puedes empezar con las debilidades que hayas numeradas con un 4 o 5 de prioridad. Pensar cómo puedes cambiarlas para que pasen a ser fortalezas. Si te cuesta,  o no ves cómo hacerlo, un proceso de Coaching te puede ser de utilidad para conseguir las herramientas, avanzar y pasar a la acción.

Accede a este link para descargarte la plantilla que te ayudará a empezar y pasar a la acción! Empieza a tomar decisiones ya! 

Claudia Codina (claudia.codina@grogma.com)

 

Please follow and like us:

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *