¿Qué herramientas para motivarnos?

Hay épocas en las que tienes muchas cosas en la cabeza y tienes lo que llamamos desmotivación laboral , no sabes por dónde empezar, no le encuentras sentido, ni te sientes implicado con lo que haces.

 ¿Qué herramientas nos pueden servir para motivarnos?

Primero haremos un listado de las cosas que nos impactan, las más importantes para nosotros mismos, las cosas que nos hacen levantarnos de la cama cada mañana.

Sin ellas yo me desmotivo, ¿cuáles son las tuyas?

1-Sentirme valorada.

2-Hacer las cosa bien hechas.

3-Ser útil para otras personas.

4-Estar en un ambiente que me guste.

5-Hacer cosas nuevas y seguir mejorando.

6-Compartir en grupo los objetivos.

7-Poder tener un espacio para poder ser creativo.

8-Tener autoestima.

Cuando se desactivan 3 o 4 cosas del listado, es importante darse cuenta, volver activarlas y preguntarse por qué antes estaban y ahora ya no.

¿He cambiado yo? ¿Ha cambiado mi entorno? ¿Qué puedo hacer para activar lo que me hace levantarme con energía cada mañana?

A veces eso pasa por el estrés o porqué estamos en un bucle y no somos objetivos.

Para empezar, es muy importante poner en práctica el listado que os pongo a continuación:

-Dormir bien, sin estorbos tecnológicos que nos molesten.

-Hacer ejercicio físico, el recomendado, no hace falta en exceso.

-Hacer la dinámica de PNL, Hipnosis. Es un ejercicio que nos permite resetear, dejar 1 o 2 minutos la mente en blanco.

-Que cada día nos toque el aire, el sol. Aunque sea media hora, pero que sea cada día.

-Comer bien, equilibrado. No hacer accesos a diario, puedes darte un capricho una vez a la semana, eso ¡sí!

-No dejar las relaciones reales por la tecnología.

-Salir de la ciudad mínimo una vez al mes, y estar en contacto con la naturaleza.

Puedes leer eso y pensar, si claro… es obvio, pero te aseguro que cuando no estás bien, si miras el listado, la mayoría de cosas de la lista no las estás cumpliendo.

¿Y si vemos que nuestra desmotivación está en nuestro trabajo….?

Si no encuentras el sentido a lo que estás haciendo, no te sientes valorado, y ves que no hay objetivos de equipo, que no estas emocionalmente implicado… ¡CAMBIA!   Busca la forma de cambiar dentro o fuera del entorno donde te encuentras. Quejarnos está demostrado que no sirve para nada.

Busca tus fortalezas, por ejemplo haciendo un DAFO, y poténcialas. Busca un sitio dentro o fuera de la empresa donde veas que puedas aportar, que ese granito de arena ayude a que las cosas cambien para mejor. Muestra lo mejor de ti.

También está bien analizar si tus relaciones clave (familia, hermano/a, jefe etc.) funcionan. Estas relaciones, no son aquellas que siempre te llevas bien, sino las que si no van bien, te desestabilizan en todo.

Por ejemplo: si me peleo con mi madre, no estoy bien en ningún sitio. Me desestabiliza o si no me hablo con mi jefe y para mí es una de esas personas clave, hará que no esté bien en mi puesto de trabajo.

Tus relaciones clave no suelen ser más de 6 u 8 personas a la vez. Búscalas y analízalas. Que no funcionen puede implicar una desmotivación, por eso tienes que detectarlas y si la relación no es sana tal vez nos tenemos que preguntar:

¿A quién tengo que apartar para tener autonomía y estar bien?

¿Qué personas tengo que tener al lado para que yo esté bien?

¿Cuál es la calidad de esas relaciones?

Espero que después de leer el artículo os llevéis 3 conceptos básicos para utilizar en momentos de desmotivación:

  1. Lleva una vida lo más sana y equilibrada que puedas.
  2. Siente que lo que haces sirve, que el granito que pones puede cambiar “el mundo”.
  3. Procura que tus relaciones clave sean transparentes y beneficiosas para ti.

Autor: Claudia Codina (claudia.codina@grogma.com)

Coaching Laboral- Grogma

 

Please follow and like us:

2 Comments

  1. daria escrigué:

    Hola Claudia, Felicitats per aquest nou article. Ens podries explicar què és la dinàmica d’hipnosis PNL?
    Gràcies

    • Grogma escrigué:

      Hola Daria,

      La dinàmica d’hipnosis, va bé per regenerar, per descansar i fer un “reset”. Molt útil si durant el dia no parem i no tenim ni un sol moment de descans. És ràpida de fer.

      El que hauries de fer, si ho vols dur a la pràctica, és: en el moment del dia que et sentis cansada i vegis que encara tens molta feina per endavant, busques un espai on estiguis sola, tranquil·la, sense soroll. Pot ser una sala o bé fins i tot pot servir el bany, si no tens cap més lloc disponible.

      T’asseus amb els peus en paral·lel i les mans sobre els genolls. Tanques els ulls i deixes anar el cap amb la barbeta cap avall. Escolta la teva respiració. Fes una pinça amb els dos dits i prem les sinusitis. Si treus els dits, el cap t’hauria de caure.

      Un cop ja estàs amb aquesta posició, pensa en que t’has de relaxar, completament, totalment, absolutament. Mantén-te així durant 2 o 3 minuts. Un cop acabis, t’aixeques i fas un salt.

      Veuràs que aquest descans et donarà energia per acabar de passar el dia sentint-te més activa.

      Espero que t’hagi servit la resposta.

      Moltes gràcies,

      Claudia

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *